100% cordobés y más eficiente, el biodigestor que desarrolla la UTN Villa María

El proyecto encarado por la universidad y el establecimiento Don Ramón apunta a mejorar el balance energético y ser una opción para agregar valor en origen.

Investigadores de la Universidad Tecnológica Nacional, regional Villa María, desarrollan un biodigestor que generará biogás a partir de purines de cerdo y otros residuos de la industria agroalimentaria.

Con plazo de un año, el trabajo abarca la construcción y puesta a punto de una planta piloto con esta tecnología en el establecimiento Don Ramón, un criadero de cerdos localizado en Oncativo.

“El objetivo del proyecto es aprovechar los purines de este criadero que tiene 300 madres, apuntando a disminuir el impacto ambiental de la actividad mediante la transformación de desechos en energía y fertilizante orgánico”, explicó a Vía Renovable, Hugo Dellavedova, director del proyecto.

El biogás se empleará para calefaccionar el establecimiento, pero Dellavedova no descartó la posibilidad de producir electricidad por medio de un generador o turbina a gas metano.

La iniciativa demandará una inversión cercana a los 2 millones de pesos, un 50% aportado por el Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (Cofecyt), a través del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la provincia, y otro tanto por la firma Don Ramón. Precisamente, días atrás se suscribió el convenio (foto) para poner en marcha el emprendimiento.

Se trata de la primera parte de un proyecto más ambicioso, que tiene como objetivo la transferencia de esta tecnología a medio centenar de productores de cerdos nucleados en el consorcio Pormag, que en mayor parte conforman firmas cordobesas.

“Córdoba tiene un potencial de producción de biomasa que es fantástico, podríamos dar vuelta la matriz energética de la provincia y generar energía incluso para exportar”, dijo Dellavedova, que fue secretario de Innovación y Vinculación Tecnológica de la Provincia, entre 2011 y 2015.

Bioenergía más eficiente

Biodigestores que trabajan a partir de purines hay muchos: lo verdaderamente innovador de este desarrollo es que “aprovechará otros subproductos y residuos agroindustriales y agroalimentarios de la zona (departamento Gral. San Martín), tratando de lograr un balance de carbono/nitrógeno que permita mejorar la producción de biogás“, apuntó Dellavedova, que actualmente se desempeña como profesor en la UTN y es consultor en la temática.

En definitiva, se busca “equilibrar este balance de manera que sea más eficiente la producción energética, mejorando el rendimiento de los purines”. Por ejemplo,  utilizando la sangre proveniente de mataderos pequeños y medianos de la región, que actualmente se vierte en causes de agua o en la red cloacal.

En cuanto al cronograma de trabajos, el especialista señaló que en la primera etapa realizarán pruebas de laboratorio en el Centro de Innovación Tecnológica de la Universidad de Villa María. Allí se medirá la respuesta de los residuos, la digestión in vitro y la determinaciones para adecuar la tecnología a la puesta a punto del biodigestor, cuyo primeros avances se esperan para las próximas semanas.

Con el resultado de estas pruebas, los tecnólogos trabajarán en la ingeniería de biodigestor y luego avanzarán en el scaling up de la planta piloto en el establecimiento porcino.

“Esperemos que este proyecto sirva para generar conciencia fundamentalmente en los productores de cerdo, que pueden hacer muchos más eficiente su explotación, mejorar sus balances económicos y ambientales haciendo  una inversión que en el mediano o largo plazo se amortiza muy bien”, cerró Dellavedova.

Foto: gentileza prensacba.gov.ar

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *