Desarrollan novedoso sistema de riego con energía fotovoltaica

El módulo de demostrativo y de trabajo se instaló en la Estación Experimental Manfredi del INTA, en la provincia de Córdoba.

Con participación de técnicos del Inta Manfredi y de varias empresas avanza la puesta en marcha de un innovador sistema de riego que podría duplicar la superficie irrigada de Córdoba, de las más de 150 mil hectáreas actuales a cerca de 300 mil.

El sistema incorpora al menos dos novedades que hacen prever un salto en la productividad: la primera es el “cabezal” multitareas Hummingbird, un flamante desarrollo para aplicar agroquímicos y fertilizantes, y monitorear parámetros de suelo y cultivos.

La otra novedad es la adopción de tecnología de autogeneración mediante fuentes renovables, que posibilitará extender la irrigación en lugares donde no llega o se torna altamente costosa la provisión de energía convencional.

El primer módulo está instalado en la propia sede del Inta Manfredi, 55 kilómetros al este de la ciudad de Córdoba. El establecimiento tiene una papel pionero en el desarrollo de sistemas de riego que incentivaron la expansión de la producción agropecuaria en la provincia a partir de la década de 1990.

En diálogo con Vía Renovable, Eduardo Martellotto, referente del Inta Manfredi y uno de los coordinadores del proyecto, señaló que la tecnología fotovoltaicos brindará la energía necesaria para el funcionamiento de la bomba y del cabezal Hummingbird.

Martellotto apuntó que restan realizar mediciones para determinar la potencia que deberá inyectar el equipo solar, aunque aclaró que el riego tiene una alta demanda de energía, uno de los costos que más gravitan en las explotaciones agrícolas. Con el ahorro en este rubro, el productor podría pagar el equipo a mediano plazo, agregó.

También se explorará la generación de bioenergía como complemento de la energía solar, pues permitiría mantener el riego durante el horario nocturno. Una alternativa que se torna más prometedora al considerar la alta disponibilidad de biomasa en las áreas de cultivo.

Los técnicos esperan que la Secretaria de Recursos Hídricos emita en breve la autorización para realizar la perforación que abastecerá de agua al sistema. Aunque las pruebas y mediciones llevarán varios meses de trabajo, Martellotto consideró que podría estar operativo en agosto.

El proyecto concitó el apoyo de los ministerios de Agricultura y Ganadería, Agua Ambiente y Servicios Públicos, y Ciencia y Tecnología. Recibirá también asistencia de universidades y de empresas, y de entidades del sector privado, como proveedores de estudios geoeléctricos, perforación, bombas, cableado, caños, equipos de riego, semilleras, productoras y comercializadoras de fertilizantes, tecnologías del riego y energéticas.

Con acento cordobés

Como semanas atrás informó Agroverdad, el cabezal Hummingbird es una tecnología de última generación desarrollada por Santiago Prandi, también impulsor del desarrollo con sede en Inta Manfredi

Este ingeniero cordobés abrió una fábrica en EE.UU., desde donde busca darle proyección mundial al modelo. En este emprendimiento, Prandi cuenta con respaldo de compañías estadounidense y alemanas.

El Hummingbird está dotado de sensores y dispositivos que permiten de manera autónoma la aplicación de agroquímicos y fertilizantes, como también simultáneamente monitorear parámetros de suelos o cultivos.

Foto: gentileza Agroverdad

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *