EPSE habilitó la ampliación del Parque Solar San Juan I

La central puesta en marcha en 2011 sumó potencia y servirá a 850 usuarios domiciliarios.

Con 1,2 MW de potencia, el Parque Solar San Juan I fue el primero de Sudamérica en inyectar energía a la red. Semanas atrás, el emprendimiento operado por la empresa EPSE (Energía Provincial Sociedad del Estado) amplió su capacidad a 1,68 MW, lo que permite abastecer a unos 850 hogares.

La planta fue concebida como un proyecto piloto a escala industrial, que emplea distintas tecnologías, como es el caso de los módulos fovotovoltaicos instalados, de tres tipos: silicio monocristalino, policristalino y amorfo.

Así, el emprendimiento funciona además como laboratorio de tecnologías, que investiga el desempeño de los equipos y busca impulsar el desarrollo de la industria fotovoltaica en la región.

Adicionalmente, se implementa un programa de capacitación de profesionales locales y transferencia de tecnología en Argentina y Europa.

“San Juan está apostando dentro de una estrategia de Estado a tomar un 25% del mercado nacional de energía solar y eólica y desarrollarlo en la provincia, donde tenemos las condiciones. Esto solamente se puede lograr si se piensa en estrategias de Estado”, señaló Víctor Doña, presidente de EPSE. El 60% de estos proyectos los realizan en conjunto el Estado provincial y capitales privados.

Para el Gobierno provincial, la experiencia adquirida en San Juan I fue clave para avanzar en la gestación de parques de mayor envergadura.

En un predio aledaño de 1.053 hectáreas se pretenden desarrollar hasta 379 MW, con una energía anual media de 720.000 MW/h que abastecerán a más de 160 mil hogares, indicó la Provincia.

Hasta el momento han sido adjudicados 207,4 MW en licitaciones del programa RenovAr 1.5 y 2.

En detalle

Actualmente, la central consta de 4.900 módulos fotovoltaicos. El 70% están instalados sobre estructuras fijas con ajuste estacional, mientras que el resto se emplaza en soportes con seguidores de movimiento en uno y dos ejes (acimutal y altura).

Una estación meteorológica capaz registra la velocidad y dirección de viento a tres alturas, radiación solar mediante piranómetros y celdas de referencia, temperatura, humedad y precipitaciones.

Todos los datos generados son monitoreados y guardados por un sistema SCADA (Supervisory Control And Data Acquisition) y utilizados con fines de investigación.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *