“Vienen U$S 1.000 M en inversiones en renovables al año”

Desarrollo de infraestructura, logística y mano de obra van de la mano, dijo Regina Ranieri, directora de la diplomatura de UCEMA.

Regina Raniere está convencida que Argentina cumplirá con el objetivo de alcanzar el 20% de la matriz energética abastecida por fuentes limpias hacia 2025, tal como lo contempla la ley 27.191 de Fomento de las Energías Renovables.

“Hay que trabajar sostenidamente en capacitación y en destrabar los cuellos de botella que tiene  la reglamentación (del sector energético), como la transmisión y distribución eléctrica, porque hoy tenemos acotados los puntos de interconexión (PDI) para sumar nueva potencia a la red. Ni bien se resuelva eso y se hagan las obras necesarias no tengo dudas de que alcanzaremos el 20%, porque la oferta hoy está demandando oportunidades (de inversión) dada las condiciones que ofrece nuestro país”, apuntó.

Ingeniera, directora de sendas diplomaturas de energías renovables de las universidades del CEMA y UDEMM, y gerente de negocios de UL Renovables Argentina, Raniere participó en la Cumbre de Economía Verde como expositora en el panel específico sobre fuentes limpias, que no llegó a desarrollarse en su totalidad por un reajuste en la programación del evento.

“En la presentación quería abordar los beneficios que tienen las energías renovables no sólo en la disminución de los gases de efecto invernadero, reemplazando fuentes de energía térmicas por limpias, sino también su impacto en infraestructura, trabajo e industria. Están viniendo a la Argentina cerca de 1.000 millones dólares al año en nuevas inversiones en infraestructura eléctrica, logística y mano de obra en toda la cadena de valor”, dijo.

“Estoy convencida –siguió- de la necesidad de promover la capacitación en esta materia, porque es el tema del presente y del futuro, y abre muchas oportunidades laborales. Quiero remarcar además el rol de la mujer, porque es importante que en estos espacios de debate participemos; en razón de ello estamos pensando con un equipo de mujeres profesionales del sector formar una fundación en energías renovables, para hacer de la voz femenina una voz técnica sobre estos temas que tanto nos preocupan a nivel global”.

Financiamiento de proyectos

Con el despegue del sector aparecen campos de acción incipientes. Uno de ellos es el referido a los mecanismos de fomento de las inversiones. Por caso, el llamado project finance (financiamiento de proyectos), que apunta al desarrollo de inversiones cuyo retorno es a largo plazo.

Se trata de una forma de financiamiento en que el repago proviene del flujo de fondos generados por la operación del propio emprendimiento. En el caso de un proyecto de energía renovable, por la venta de la energía generada.

“Con el project finance se financian los proyectos de energías renovables de capital intensivo. Por lo general, este mecanismo permite financiar entre el 70 y 80% de la inversión. El retorno de la inversión es el PPA, el precio del megavatio hora generado. El project finance aisla al proyecto técnico de otra garantía corporativa; la garantía es la generación de energía”, explica Ranieri, quien precisamente dirige la diplomatura de Project Finance de UCEMA.

Un aspecto clave son los estudios y evaluaciones de producción y prospectiva a largo plazo, para que los proyectos puedan garantizarse con la venta de energía. Si bien el modelo despierta interés en el sector, aún no tuvo un penetración sustancial en los proyectos RenovAr.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *