Investigadores de la UTN prevén fuerte despegue de las renovables en 2018

Se abre un nuevo escenario a partir de la incorporación del 8% del consumo eléctrico en base a fuentes limpias por parte de los grandes usuarios.

Especialistas de la UTN Regional Buenos Aires consideran que en los próximos meses el avance de las energías renovables se acelerará. En este proceso, entienden que jugará un papel clave la entrada en vigor de la disposición, prevista en la ley 27.191, que obliga a los grandes usuarios a incorporar un 8% de fuentes limpias a sus consumos.

También visualizan que la puesta en marcha de varios de los grandes proyectos  de generación licitados por el programa RenovAr, mediante el que ya se adjudicaron 2.423 megavatios, a los que se sumarán otros 1.200 megavatios a fin de noviembre, tendrá un fuerte impacto. Cuadro al que agregan la futura sanción de la Ley de Generación Distribuida, que habilitará a usuarios residenciales y pymes a autogenerar e inyectar el excedente a la red.

Según puntualizó en un comunicado la UTNBA, este escenario generó un creciente interés de empresas e instituciones en las energías renovables. La universidad, por caso, tiene varias líneas de acción para dar respuesta a esta demanda: solo la Facultad Regional Buenos Aires tiene 16 proyectos de investigación activos en esta materia; creó el Laboratorio de Estudios sobre Energía Solar (foto); desde hace 6 años organiza las jornadas sobre Energías Renovables, para las que convoca a especialistas; y dicta una Maestría en Energías Renovables.

La ley 27.191 estableció el “Régimen de Fomento Nacional para el Uso de Fuentes Renovables de Energía Destinada a la Producción de Energía Eléctrica”, que prevé un incremento escalonado  de la participación de estas fuentes en la matriz energética nacional. La disposición plantea alcanzar el 20% del suministro con energía renovable hacia 2025, aporte que hoy está debajo del 2%.

José Luis Polti, docente de la UTNBA y especialista en energías renovables, explicó que los grandes consumidores tienen tres opciones: “Una opción es producir ese porcentaje; la segunda es comprarle a las plantas de potencia que están generando energía renovable; mientras que la tercera opción es comprarle a Cammesa – Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico- al precio que le venda la energía renovable. Pero sí o sí tienen que incorporarla a su matriz”, sostuvo.

Por su parte, Federico Nores Pondal, co-Director del LESES, consideró que es un momento de gran expansión de las energías renovables: “Hay más incentivo a las energías renovables en general y, dentro de ellas, a la energía solar. A mediano y largo plazo tenemos que ir hacia las energías renovables, y la solar es una de las más importantes”, aseguró.

“Desde el Estado Nacional se declaró este año como ´el año de las energías renovables´, y en ambas Cámaras del Congreso se están tratando leyes para el fomento de las energías renovables. Dos de ellas están vinculadas a la energía solar: una es sobre generación distribuida, que ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados; y la otra es el proyecto de aprovechamiento de la energía solar térmica de baja y media temperatura”.

Los especialistas coincidieron en que es necesario que la regulación incentive el uso de fuentes alternativas de generación de energía y la diversificación de la matriz energética del país. “Tiene que haber una regulación; hace tiempo que existen interesados en trabajar en esta área, que tienen muy buenas ideas para incorporar las energías renovables. Un ejemplo es incorporarlas en los códigos de edificación, como parte de lo que va a consumir el edificio para que sea energéticamente eficiente”, aseguró Polti.

Presente y futuro

Los especialistas consideraron que si bien las energías renovables están avanzando en Argentina, todavía se encuentran rezagadas con respecto a otros países, “donde se trabaja desde hace años en esto. En mi caso llevo siete años trabajando en este campo, y recién hoy se está generando el marco regulatorio para hacer nuevas implementaciones. Si pongo paneles solares en el techo de mi casa y la energía que me sobra la vuelco a la red, es ilegal. Entonces necesitás un marco regulatorio que contemple ese tipo de cuestiones”, sostuvo Polti.

Para el especialista, durante 2018 se producirá “un despegue” de las energías renovables, porque se están realizando importantes obras de instalaciones de generación de potencia y por el impulso que le dan al sector los planes RenovAr 1.0 y 1.5, a través de los cuales “CAMMESA recibe ofertas de personas jurídicas nacionales o extranjeras, a los efectos de la celebración de contratos de abastecimiento de energía eléctrica generada a partir de fuentes renovables”.

En paralelo, Polti destacó la media sanción que le otorgó la Cámara de Diputados a la Ley de generación distribuida, la que consideró que estará reglamentada en marzo o abril de 2018, con lo que “va a traer un despegue fundamental en cantidad de usuarios que accedan a ese tipo de energía”.

Polti explicó que “hace 7 años, cuando hacía la Maestría en Energías Renovables de la UTNBA y había muy poco sobre el tema en el país, hablábamos de un precio estimado de 400 dólares el MW de energía solar contra 180/190 dólares el de energía eólica. Hoy los precios más bajos que se han pagado son inferiores a 60 dólares el MW”, explicó.

El especialista consideró que en esa fuerte reducción en el precio influyó el desarrollo de este tipo de tecnologías, lo que cada vez las hace menos costosas. En paralelo, en la comunidad internacional comenzó a dárseles gran importancia y a promover la investigación y desarrollo en ese campo.

Tema de laboratorio

La UTNBA creó en 2006 el Laboratorio de Estudios sobre Energía Solar (foto), desde el cuál se promovió la investigación en ese tipo de energía renovable. El prestigio adquirido llevó a ese Laboratorio a participar del comité de energía solar de IRAM, en la elaboración de nuevas normas para estandarizar y regular los dispositivos que se ofrecen en el mercado.

“Los colectores que se venden en el mercado no están regulados. Los colectores solares térmicos son dispositivos que permiten aprovechar la energía solar de manera térmica, el aporte térmico de la energía solar. Y se usa generalmente para calentar agua, el agua caliente que usamos en nuestras casas o para calefaccionar a través de un sistema de losa radiante. También puede emplearse para pequeños procesos industriales”, sostuvo Nores Pondal.

Fuente: UTNBA

Foto: Gentileza UTNBA

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *