Jujuy tendrá la primera fábrica de baterías de litio de Sudamérica

Jujuy Litio SA es el nombre del emprendimiento impulsado por Jemse y grupo italiano Seri. Estará operativo en marzo.

La compañía provincial Jemse (Jujuy Energía y Minería SA) y el Grupo Seri  instalarán en Jujuy la primer planta de celdas y baterías de litio en Sudamérica, una iniciativa que supondrá una inversión inicial de 60 millones de dólares, y la creación de 60 puestos de trabajo directos y 600 indirectos.

Con este fin, autoridades Jemse y del Grupo Seri, una empresa italiana con larga experiencia en el sector, firmaron el contrato que crea la firma Jujuy Litio SA, cuyo inicio de actividades está previsto para marzo de 2018. Se trata de un emprendimiento público- privado, con una composición accionaria de 60% por parte del Estado provincial y 40% del conglomerado italiano.

“Los procesos que se realizarán en suelo jujeño serán el ensamble de baterías, celdas de litio y fábrica de material activo”, informó la Provincia en un comunicado, donde además ponderó la “expertise del grupo Seri” en la actividad.

El proyecto se desarrollará en tres etapas: la primera comenzará con el ensamble de baterías con celdas importadas. La segunda etapa prevé la construcción de celdas de litio  y en la etapa final se fabricará la batería.

La presentación y la rúbrica del acuerdo tuvieron lugar en la Casa de Jujuy de la Ciudad de Buenos Aires, con la presencia del gobernador Gerardo Morales,  los presidentes del Grupo Seri de Itali, Federico Vital, y de Jemse, José María Palomares, y del director General de Inversiones de la Agencia Argentina de Inversiones, Pablo Tarantin.

“Esto significa la concreción de un gran sueño, apostando a la evolución del litio, el futuro tecnológico,  la producción de energía y su acumulación responsable.  Hoy la provincia tiene una producción de 17 mil toneladas anuales que equivale a un 10% de litio químico en el mundo. En 5 años, tendremos 100 mil toneladas anuales. Esto sin lugar a dudas, da mucho impulso económico, generando mano de obra calificada”, afirmó Palomares.

La demanda  mundial de litio es de 200 mil toneladas, y crece a un ritmo de 20% anual. Con la apertura de la planta jujeña se apunta responder a ese mercado, pero sobre todo a  industrializar  el “oro blanco”, como se denomina al mineral por su rol clave en la industria de los celulares, los vehículos eléctricos y el almacenamiento de energía renovable.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *