La empresa Enat desarrolló el Atlas Eólico de Chubut

Con torres de medición en distintos puntos de la provincia, la firma obtiene indicadores que le permiten evaluar la viabilidad de proyectos de inversión.

La Patagonia argentina en general y la provincia del Chubut en particular disponen de recursos eólicos de una calidad y magnitud que son reconocidos a nivel internacional. De hecho son la base de numerosos parques eólicos que ya están en marcha en Chubut y de una mayor cantidad aún de proyectos en desarrollo.

Para sumarse al nuevo escenario que la actividad presenta para el país, se constituyó en los últimos  años en Comodoro Rivadavia una empresa de capitales locales, ENAT SA,  desarrolladora de proyectos eólicos y de energía renovable en general. Basa sus servicios en el conocimiento logrado en la detección de sitios,  medición del recurso eólico, análisis de las distintas tecnologías brindan para cada sitio analizado, en la medida que sean adaptables a las condiciones patagónicas, de manera de obtener  el mayor aprovechamiento de los vientos para generar energía eléctrica.

Con torres de medición propias, mediante el seguimiento e interpretación técnica de esas lecturas, la empresa recabó información precisa desde Pampa de Salamanca, al norte de Comodoro Rivadavia, continuando a lo largo de Pampa del Castillo en dirección hacia el norte de Santa Cruz, lo que constituye la mayor extensión aprovechable de la geografía del sureste de la provincia.

Toda esa información recolectada a través de los últimos años le ha permitido elaborar un Atlas Eólico propio de la zona,  con el cual  está en condiciones de deducir de manera cuáles son las condiciones de un determinado lugar, obteniendo mayor precisión en el análisis de alternativas y acelerando de esta manera el procedimiento de conocimiento del recurso y la evaluación de eventuales parques eólicos.

“Esta herramienta –explican desde la empresa- resulta de importancia en el desarrollo de emprendimientos eólicos  y le brinda a ENAT SA una característica valorada en el ámbito de la evaluación de proyectos de inversión, al poder mostrar un real conocimiento de una zona como la indicada, con  excepcionales condiciones de viento en cuanto a constancia y capacidad energética”.

“Con este aspecto técnico cumplido en cuanto a una evaluación preliminar, ENAT realiza las gestiones con propietarios de tierras en capacidad de recibir instalaciones eólicas y de esa manera, se busca concretar acuerdos que den seguridad tanto a inversores como a propietarios de los campos donde se puedan llevar adelante desarrollos de parques eólicos, y que todas las partes intervinientes puedan compartir los beneficios que los aprovechamientos energéticos producen”.

Fuente: ADN Sur

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *