La turbina eólica más alta del mundo mide casi 250 metros

Debido a sus impactantes dimensiones y a que incorpora un sistema de almacenamiento de energía basado en una batería de agua, esta turbina establece nuevos estándares para la energía eólica.

Si a la turbina eólica de Max Bögl Wind AG se le suman las aspas, alcanza la altura de un rascacielos. El diámetro total es 246,5 metros, el doble de los aerogeneradores Nordex Acciona que se instalarán en el parque Eólico Achiras, en el sur de la provincia de Córdoba, que alcanzarán unos respetables 126 metros.

Si fuera un edificio, le sacaría más de 120 metros a las torres de Capitalinas -en el centro cordobés-, las más altas de la provincia. Pero no lo es. Se trata de un molino de viento pensado para generar energía a lo grande. La torre tiene una altura de 178 metros, que sumando las aspas llega hasta los 246,5 metros. El diámetro que forman las aspas al rotar tiene 137 metros.

Este aerogenerador colosal, localizado en Gaildorf (Alemania), forma parte de un conjunto de cuatro, todos de una gran altura. Las torres están entre 155 y 178 metros. A mayor altura más energía se genera. Se estima que por cada metro que se sube, la generación de energía aumenta un 0,5-1% al año.

El proyecto demandó 70 millones de euros y se espera que produzca unos 6,5 millones de euros al año. Las cuatro torres eólicas forman parte de una iniciativa más grande aún, una batería gigantesca de agua. Una central hidroeléctrica, situada a 200 metros bajo las torres, llevará agua hasta ellas para acumularla allí. Esto se hará con la energía eólica sobrante, cuando la red no necesite más electricidad.

De esta forma se consigue tener almacenada energía en forma de agua en altura. Cuando se necesite electricidad en la red se puede dejar caer el agua para obtener la energía almacenada, como en cualquier central hidráulica. Se pueden acumular hasta 70 MWh, el equivalente para proveer a un hogar medio durante siete años.

La construcción de las torres es un proyecto de ingeniería específico de Max Bögl Wind AG. Esta empresa alemana ha diseñado una fórmula para que los aerogeneradores sean estables a gran altura. Se trata de una base de hormigón generosa y algunos anillos del mismo material en medio del tubo.

Fuente: World Economic Forum

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *