Llevar energía a parajes aislados, el desafío de tres emprendedores cordobeses

Crearon un equipo portable que purifica el agua, permite cocinar y cargar un celular. Funciona con energía solar fotovoltaica y térmica.

El Servicio de Energía Rural (SER) hace honor a su nombre. Se trata de un dispositivo portátil que emplea energía renovable, y permite cocinar, cargar una notebook y purificar “aguas grises” para hacerlas apta para el consumo humano.

El desarrollo pertenece a tres jóvenes diseñadores industriales, que ya pusieron en marcha el primer prototipo en la escuela rural 353 de El Puesto, un pequeño paraje rural sin electricidad localizado en Santiago del Estero. El sitio elegido no fue casual: el proyecto pretende llevar energía y agua potable a entornos alejados de los centros urbanos.

Los creadores son Gustavo Becker, Luciano Cecaloni y Franco Paez Lauricilla, quienes conformaron Box Synergy, uno de los emprendimiento que se gestan en la Fundación para la Incubación de Empresas (FIDE), creada por la Municipalidad de Córdoba, y las universidades Nacional y Católica de Córdoba.

El funcionamiento del SER se basa 100% en energía solar fotovoltaica y térmica. El prototipo cuenta con tres paneles solares de 36 W, pero el sistema está pensado para soportar módulos de hasta 150 W; además, tiene incoporado un colector solar para calentar 27 litros de agua a 55° C en un lapso de aproximadamente una hora.

Ingenio con valor social

“Nuestro emprendimiento nace buscando dar una solución a problemáticas de falta de acceso de agua potable, energía eléctrica o térmica. El SER provee estos tres servicios mediante fuentes renovables, aprovechando los recursos del entorno”, dijo Franco Paéz Lauricilla.

“Es un producto autónomo, autosustentable y portable. Utiliza luz solar, sal y aguas grises como recursos primarios”, agregó. En diálogo con Vía Renovable, Franco señaló que el proyecto está en etapa de prototipado, tras las pruebas de validacion de uso en Santiago del Estero.

“Ahora tenemos que evolucionar en la búsqueda del modelo de negocios y mejorar algunas partes funcionales para certificar el producto y poder comercializarlo. Estamos modificando componentes para hacerlo más eficiente”, indicó.

Inversores se buscan

El equipo de Box Synergy se completa con otros dos socios, Sebastián Tapia, que es contador y Rodrigo Durán, economista.

Una vez en el mercado, el producto tendrá un precio aproximado de 1.200 dólares. Un valor a primera vista muy competitivo, ya que los equipos con estas prestaciones cuestan alrededor de 4.500 dólares, y a diferencia del SER, ninguno reúne en un mismo dispositivo potabilización y generación.

La inversión requerida en I+I+D es de al menos US$350.000, para lograr la optimización total del producto a través de prototipos.

Una mini planta potabilizadora

El SER emplea un proceso de recuperación y purificación de aguas residuales grises que abarca dos etapas:

– El agua pasa por un filtro de grava, arena, carbón activado y resinas, que elimina sedimentos, químicos y metales pesados.

– Luego, el sistema depura las bacterias mediante cloración. Para ello, el mismo equipo tiene un sistema electrolítico que separa moléculas de sal (NaCl) y agua, convirtiéndolas en cloro, un poderoso antibacterial.

– Por un proceso conocido como electrólisis de sal, el equipo produce medio litro de cloro. ¿Cómo lo hace? Combinando tres recursos: agua, elecitricidad y sal de mesa.

– Un gota de cloro basta para purificar 6 litros de agua.

– Luego de haber pasado por este proceso el agua es segura y puede utilizarse para el consumo (beber, cocinar o lavar vajillas).

El sistema produce 27 litros de agua por cada ciclo de uso.

Cuando calienta el sol

– El equipo lleva tres paneles fotovoltaicos que generan 500 watts/día y se almacenan en una batería (12 voltios de 3Ah). El producto final tendrá baterías de litio.

– Esto alimenta un anafe, celulares y notebooks, el sistema de electrolisis y una bomba dosificadora de agua.

– El diseño apunta a que un ciclo de carga abastezca el uso diaria de una escuela rural. Pero es posible la utilización de paneles y baterías de diferentes capacidades, en función de la necesidad abastecimiento de energía eléctrica.

– El colector térmico calienta 27 litros de agua a 55° C. El líquido toma temperatura producto de la convección de rayos solares en el termo contenedor (termosifón)

– El anafe eléctrico funciona con una resistencia eléctrica de 360 W, que se alimenta con en el banco de baterías. Calienta 1 litro de agua de 55° a 100°C en 10 minutos. La temperatura se conserva durante un tiempo prolongado una vez apagada la resistencia.

Apoyos

En el marco de la convocatoria Emprendé ConCiencia, el proyecto se potenció y mejoró mediante un trabajo conjunto con la Fundación INVAP, la Academia Argentina Emprende, Socialab y Ministerio de Producción.

En la web

https://www.box-synergy.com/

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *