“Lo lógico sería que los precios de las renovables no sigan bajando”

A pocos meses del lanzamiento de la Ronda 3 del programa Renovar, el titular de la Cámara de Energías Renovables propone una escala menor de proyectos, cercanía a las zonas de consumo y que los precio se mantengan.

El titular de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER), Marcelo Álvarez, detalló en diálogo con EconoJournal una serie de modificaciones que se deberían introducir en el programa Renovar de cara a la Ronda 3 que el gobierno lanzará en el segundo semestre. “Para que la rueda de las renovables se siga moviendo la rentabilidad de los inversionistas tiene que mantenerse porque si no dejan de invertir. Lo lógico sería que los precios se sostengan y que no sigan bajando”, advirtió.

El ejecutivo subrayó que “si bien se está logrando el objetivo y hay un aprendizaje interesante de precios a la baja, si vemos el precio más bajo de la Ronda 2 notamos que no son de los que ganaron la ronda 1 o 1,5, salvo en algunos casos. Esto quiere decir que el que empieza a aprender cuáles son los precios reales en la Argentina, no continúa bajando los precios indiscriminadamente”.

Para la Ronda 3, Álvarez explicó que “si los parques siguen siendo grandes los precios seguirán bajando pero será una victoria pírrica porque sería ahogar al Mercado a Término de Energías Renovables (Mater) porque se consumiría toda la capacidad disponible para la ronda”.

Por tal motivo, plantea que “lo mejor no es seguir bajando los precios si no bajar los tamaños de las plantas y parques, acercarlos a los centros de consumos e involucrar más a las economías regionales”. “La Ronda 3 debería ser regionalizada y con escala de parques más pequeños para utilizar las redes eléctricas de 13,2 kv y 33 kv, que tienen disponibilidad en las provincias, y desarrollar las economías regionales y las pymes locales”, agregó.

Álvarez fue contundente al señalar: “El Ministerio de Energía toma como indicadores el precio del MWh y la velocidad del cumplimiento de la ley. Esto está bien pero creo que es incompleto. Hay que agregar la generación de trabajo en las provincias, el desarrollo de pymes, el impacto en las economías provinciales, la descentralización, la generación más cerca del consumo y el menor costo de infraestructura de redes, entre otros indicadores”.

“Para desarrollar el sector, la escala de los proyectos tiene que ser más pequeña porque una pyme local no puede ser competitiva en un proyecto grande de 100 MW. Si el proyecto es aproximadamente hasta 20 MW es muy probable que una pyme se pueda involucrar”, concluyó.

Plazos y retrasos en la ejecución

En las rondas 1, 1,5 y 2 el Renovar adjudicó 147 proyectos por 4.466,49 MW. Un punto relevante acerca del desempeño del programa tiene que ver con los plazos de ejecución de los proyectos. El presidente de CADER comentó que “es un mercado que está creciendo de golpe a tasa acelerada y lo que está ocurriendo es que hay restricciones por todos lados, como por ejemplo en la logística para trasladar grandes equipos. Calculamos que para 2019 esto se va a ir corrigiendo, pero hay proyectos que se están retrasando”.

Marcelo Álvarez describió otro problema para el cumplimiento de los plazos y que tiene que ver con los criterios que aplica el Gobierno para hacer respetar las reglas. “El Ministerio (de Energía) tiene que ser comprensivo con los retrasos que no son producto de la mala fe, si no que estos proyectos no pueden ir más rápido de lo que da el desarrollo del sector en el país. Distinto son los proyectos adjudicados con plazos imposibles de cumplir pero que a partir de la ponderación de los plazos fueron beneficiados y luego piden prorroga”.

“El Gobierno va a tener que manejar bien cómo atiende los reclamos y las sanciones por el incumplimiento de los plazos que son justificados y los que no se justifican para nada, sobre todo teniendo en cuenta la Ronda 3 porque todo esto genera incertidumbre porque en definitiva estamos hablando de costos”, señaló. Además, afirmó que “tenemos que evitar que un proyecto gane con una estructura de costos y un plazo determinado y después lo ejecute con otros tiempos”.

Respecto a los plazos de la Ley 27.191, el titular de CADER señaló que “si todos los actores estamos haciendo todo lo que podemos y hay un poco de retraso esto no sería un problema, pero lo que hoy es el techo a partir de 2020 debería a ser el piso porque el mercado de renovables al ser más barato va exceder a las obligaciones”.

Otros ítems que mencionó para tener en cuenta en la Ronda 3 están relacionados con los municipios y los colegios de ingenieros, “algo que en principio parece menor pero que no lo es”. En el primer caso, advirtió que algunos municipios “están viendo que se instalan proyectos grandes pero que les queda muy poco de impuestos”. Y agregó que “lo que está sucediendo es que están reclamando impuestos municipales que no son razonables porque, en el caso de un proyecto eólico, una cosa es calcular el terreno utilizado estrictamente por un molino y otra cosa es tener en cuenta toda la superficie que abarca el parque eólico”.

Sobre los colegios de ingenieros, Álvarez resaltó que “hay que ajustar el anclaje en la certificación de la supervisión de los planos en una torre para luego aplicar un coeficiente de repetitividad para las demás torres eólicas. Porque ahora tenemos casos donde se aplica en todas y se llegó a sumar en un proyecto 2,5 millones de dólares de costos en la certificación del colegio de ingenieros”.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *