Por qué los autos eléctricos pronto serán superiores a los de combustible líquido

China quiere ser el primer país con una autopista solar que cargue de forma inalámbrica los automóviles eléctricos.

El mundo está en una carrera para resolver el desafío final de los vehículos eléctricos (VE): la carga rápida y sencilla.

Eso eliminaría una de las barreras a la penetración masiva del VE. El mes pasado, el gigante de los semiconductores y las telecomunicaciones Qualcomm presentó una sistema que carga el auto mientras se desplaza. Para ello, emplea una tecnología similar a la carga inalámbrica de teléfonos y otros dispositivos de uso cotidiano.

Qualcomm diseñó, construyó y probó un sistema inalámbrico que puede cargar varios EV en simultaneo “a velocidades de autopista”. Muchas otras compañías buscan estos sistemas inalámbricos, ya que harían que la carga de vehículos eléctricos sea mucho más simple y conveniente.

Mientras tanto, los chinos están probando las autopistas “pavimentadas” con paneles solares. La impresionante caída en los precios de los paneles y la mejora en su durabilidad hace que en el futuro cercano podría ser competitivo reemplazar el asfalto con paneles solares.

De hecho, “los constructores de autopistas en China incluso quieren diseñar carreteras solares que puedan recargar de manera inalámbrica los VE”, usando tecnología como la de Qualcomm, informó  el New York Times. Eso resolvería por completo el problema de la autonomía y la carga.

El premio final es la dominación de un mercado que está creciendo exponencialmente. Según un reciente reporte de Bloomberg New Energy Finance, “los VE serían más baratos que sus equivalentes a gasolina para 2025”, pasando a encabezar las ventas de cero kilómetros.

Estos vehículos ya son superiores en muchos aspectos: tienen una aceleración más rápida, costos de mantenimiento mucho más bajos, cero emisiones de escape y un costo de combustible por litro mucho más bajo que los automóviles de gasolina, incluso cuando funcionan con combustible libre de carbono. Por lo tanto, el costo del ciclo de vida ya es competitivo. Esa es una razón clave de que las ventas estén subiendo, mientras muchos países europeos y asiáticos han anunciado que planean prohibir los autos de gasolina como parte de su esfuerzo para evitar un calentamiento global catastrófico.

El precio de las baterías, el componente principal de un VE, está bajando casi tan rápido como los paneles solares. Es por eso que una vez que se solucionan los problemas de carga rápida y autonomía, los autos eléctricos vencerán, y el reinado de los vehiculos de combustible fósil llegará a su fin.

En este punto, quedan otras preguntas por responder ¿Tiene sentido cargar de forma inalámbrica vehículos mientras la gente está conduciendo, o la carga estacionaria será tan rápida que la carga dinámica no será necesaria? Y hay una pregunta más: ¿los Estados Unidos bajo el presidente Trump cederán el liderazgo en energía limpia y vehículos eléctricos a China? En este momento, parece que nos estamos moviendo en esa dirección.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *