Los planes de YPF para generar energía limpia

La subsidiaria de la empresa estatal apunta a covertirse en el tercer generador del mercado eléctrico, apalancada por plantas térmicas y eólicas.

La petrolera controlada por el Estado muestra molinos eólicos en sus campañas de publicidad de los últimos meses. YPF se pinta de verde, pero no solo como parte de una estrategia de comunicación ecoamigable.

La compañía prevé invertir 2.000 millones de dólares en los próximos cinco años en proyectos de generación eléctrica, de la mano de un mix tecnológico que combina centrales de térmicas y energía eólica.

YPF busca pasar de ser productora de hidrocarburos a una empresa integral de energías, con una fuerte presencia en el sector eléctrico. YPF Luz – su subsidiaria-  es el vehículo hacia el futuro que estará signado por las energías renovables. Esta transición hacia fuentes más limpias va en sintonía con la tendencia mundial de las grandes petroleras.

YPF Luz puso en marcha a mediados de octubre el primero de los tres parques eólicos que proyecta conectar. Se trata la planta Manantiales Behr, en Chubut,  que en una primera etapa consta de 50 MW, potencia que se duplicará en los próximos meses cuando esté operando a plena capacidad.

Los otros dos emprendimientos ue aprovecharán el viento para generar electricidad son el Parque Eólico Los Teros, de 122 MW,  en provincia de Buenos Aires y Cañadón León, de 100 MW, en Chubut.

Con ello, abastecerá parte del consumo de energía de sus operaciones. También selló contratos de venta de electricidad limpia con Toyota Argentina, Coca Cola- Femsa y Profertil, a través del Mercado a Término de Energías Renovables (Mater), uno de los mecanismos al que pueden acudir los grandes usuarios de electricidad para abastecer un porcentaje de su demanda con fuentes renovables, según lo establecido por la ley 27.191.

En cuanto a generación eléctrica con hidrocarburos, YPF Luz tiene en operación un complejo de generación térmica en Tucumán, dos centrales térmicas en Neuquén, una de cogeneración en La Plata y Dock Sud. Tras sumar a General Electric como socia, la empresa confía en posicionarse hacia 2020 como la tercera generadora energética del ámbito nacional, según declaró su CEO Martín Mandarano al portal Econojournal.

“Queremos llegar a los 5.000 megawatts (Mw) de potencia instalada y llegar a ese objetivo antes de lo que pensamos”, dijo Mandarano y agregó que de este modo “nos metemos en el ranking de los tres mayores actores privados del sector”.

“Tenemos un proyecto -continuó- muy nuevo que estamos lanzando ahora, también en Manantiales Behr, que prevé la motogeneración de 60 MW para armar un proyecto híbrido. Creemos en la complementariedad entre térmicas y renovables, no somos extremistas. Esa complementariedad se va a dar en la Argentina siempre, porque es necesaria. Entonces todos nuestros proyectos están pensados y desarrollados de esa forma. Las plantas de Loma Campana arrancan en cinco minutos”.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *