“El prosumidor debería recibir el precio del MEM más un feed in tariff”

Para el titular de FACE, Omar Marro, el Estado debería otorgar incentivos tarifarios que impulsen la generación distribuida.

Las cooperativas eléctricas nucleadas en FACE se reunirán el jueves y viernes próximos en Villa María para fijar posición respecto de los cambios que se avecinan en el mercado eléctrico, entre los que ocupa un lugar central la creciente participación de las energías renovables.

Con el título “Preparándonos para los desafíos que nos presentan los nuevos paradigmas energéticos”, en la convocatoria además se debatirán las modificaciones al marco regulatorio del sistema eléctrico provincial, que pretende introducir el Gobierno cordobés, de cara a varios desafíos entre los que se cuentan la eliminación de subsidios, la irrupción de la generación distribuida, las redes inteligentes, la movilidad eléctrica y el almacenamiento de energía.

Omar Marro, titular de FACE, puntualizó que el sector sigue con interés el despegue de las energías renovables en el país. “Las cooperativas pueden aportar un plus, sobre todo en la generación limpia, tratando de fomentar la participación comunitaria, lo que le agregaría al beneficio ambiental un involucramiento social que es muy importante sobre todo en las comunidades de pequeño y mediano tamaño donde operan las cooperativas”, dijo.

Esa discusión estará atravesada por la coyuntura.  “El sector eléctrico hoy está convulsionado por el aumento de las tarifas, es un momento que exige prudencia en el accionar. Estamos principalmente enfocados en la reglamentación del marco regulatorio, que le dará un nuevo panorama al servicio eléctrico”, explicó Marro a Vía Renovable.

Otro de los temas que seguramente será motivo de análisis es el impacto de la generación distribuida, que la Nación reglamentará en breve. Al respecto, el dirigente dijo “hay que ser muy prudentes en cómo se retribuye los prosumidores, de manera que sea factible la instalación pero sin recargar esos costos a aquellos usuarios que no pueden acceder a esa tecnología”.

En esa línea, consideró que el precio reconocido por las distribuidoras a la energía inyectada por los prosumidores debería ser similar al del Mercado Eléctrico Mayorista. Pero para fomentar este esquema, agregó que el Gobierno tendría que otorgar incentivos feed in tariff, es decir una tarifa especial, premio o sobre precio apalancado con fondos estatales.

“Debe haber un estímulo estatal a la generación distribuida domiciliaria o de baja potencia para que de esa manera se puedan retribuir los costos y que no se carguen al resto de los usuarios de servicios”, señaló.

En cuanto el grado de penetración que tendrá la autogeneración, Marró estimó que lo esperable sería que llegue a abarcar del 2 al 4% de los usuarios. De todos modos, consideró que es difícil hacer predicciones al respecto, en un contexto de avance tecnológico sostenido, con costos a la baja que podrían impulsar atraer consumidores que se vuelquen a este esquema.

En este sentido, se pronunció por generar “los marcos regulatorios adecuados, para que los costos del sistema sean distribuidos de manera justa”.

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *