¿Se desacelera la inversión en energía eólica?

El moderado crecimiento de China, que concentra el 35% del mercado eólico global, restó impulso al avance del sector.

En 2017 el crecimiento global de la energía eólica volvió a estar por debajo del promedio anual registrado en el periodo 2001-2015. Según el Global Wind Energy Council (GWEC), el año pasado se adicionó 11% de nueva potencia, contra un promedio de 22,6% anual verificado desde principios de este siglo hasta apenas dos años atrás.

Estos datos fueron dados a conocer en un webinar que ofreció el GWEC días atrás, cuyo contenido fue difundido por la Asociación Argentina de Energía Eólica (AAEE). La publicación puntualiza que la desaceleración de las inversiones en China, que con 188.392 MW  (35% del total mundial) es el primer mercado eólico, explica el menor ritmo del crecimiento global.

GWEC sostiene que 2015 fue récord en materia de capacidad agregada, con 63.933 MW. En 2016 se adicionaron 54.642 MW y el año pasado 52.492 MW. No obstante, el organismo es optimista sobre las perspectivas de crecimiento del sector y estima un crecimiento anual cercano al 10% para los próximos años.

En 2018 habrá un leve repunte en capacidad instalada anual, para luego dar paso a una suba importante los próximos dos años, como se puede observar en el siguiente gráfico.

Volviendo a los principales mercados, detrás de China se ubican Estados Unidos, que concentra 17% y Alemania, que totaliza 10%. Estos tres países, prosigue el artículo de AAEE, encabezaron la potencia instalada adicionada en 2017.

Paralelamente, se destaca el desempeño de Turquía, Finlandia y Sudáfrica, que si bien no aparecen entre los primeros 10 en cuanto a potencia total instalada, están entre los principales actores  que sumaron más capacidad instalada en 2017.

Analizando más detenidamente las expectativas de crecimiento anual por región, GWEC estimó que el crecimiento más marcado será, como viene sucediendo, en Asia. Gran parte debido al impulso de China, pero también a la aparición de nuevos actores, como Pakistán, Mongolia, Tailandia, Filipinas, Indonesia, Vietnam e Irán.

¿Y por casa…?

En cuanto a América Latina, la tendencia será más bien moderada, pues si bien Argentina y Chile crecerán fuerte, en Brasil se espera una disminución de las inversiones eólicas, lo que neutralizará el crecimiento regional.

Respecto de Argentina el organismo destaca el nivel de inversiones durante este año, y augura una suba muy marcada en la potencia instalada hacia 2019. Resalta, ademàs, grandes avances en materia de reformas económicas, institucionales y a los incentivos hacia el mercado energético.

Para GWEC, este país representa un mercado con un enorme potencial, con capacidad de transformarse en unos de los principales actores de la regiòn y prevé que hacia el 2024/2025 la potencia anual instalada será de 1,2/1,5 GW/año.

Fuente: AAEE

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *