Cómo serán las miniplantas hidroeléctricas que sumará Córdoba

Epec licitará la construcción de tres pequeños pequeños aprovechamientos hidráulicos en el norte provincial. El 49% de la generación operada por la empresa proviene de esta fuente.

La Empresa Provincial de Energía Eléctrica (Epec) está terminando de armar el pliego para licitar la construcción de tres pequeños aprovechamientos hidráulicos (PAH) en el norte cordobés. Se trata de las centrales Pichanas, Boca del Río y Cruz del Eje, adjudicadas en el programa RenovAr 2 del Ministerio de Energía y Minería.

Los proyectos, que totalizarán 1.5 MW de potencia, se emplazarán sobre obras hídricas existentes, lo que permiterá reducir los costos de la inversión y el impacto ambiental. Proveerán energía eléctrica para localidades que están en puntas de línea, compensando necesidades de la red de distribución.

En la provincia, actualmente están operativas 10 centrales hidroeléctricas, que suman 919 MW, la mitad de la potencia nominal gestionada por Epec. Los nuevos emprendimientos se enmarcan en esa tradición, pero en una escala micro: generarán energía limpia a partir el caudal que expulsan válvulas de descarga de los diques Pichanas y Boca del Río, y un canal de riego en Cruz del Eje.

“La inversión en obra civil es prácticamente nula. Son proyectos que no requieren la construcción de embalses, paredes de contención ni caminos, entre otras necesidades de una gran central. Se busca aprovechar las condiciones existentes, dado que la tecnología de baja potencia lo posibilita”, explicó a Vía Renovable Wenceslao Maislin, subgerente de Planeamiento  de la Generación y Desarrollo de Proyectos de la Epec.

Los PAH Boca del Rio y Pichanas generarán electricidad mediante turbinas (cuatro en total) que se instalarán a la salida de las válvulas. El PAH Cruz del Eje constará de dos turbinas que se emplazarán en un salto de agua del canal rural.

En mayo pasado, el presidente de Epec Luis Giovine y autoridades de Cammesa firmaron el contrato de compra-venta de energía, para inyectar al Sistema Argentino de Interconexión. Del acuerdo, se desprende un plazo de construcción de 620 a 650 días. La empresa provincial licitará en las próximas semanas los proyectos “llave en mano”,  con un precio base estimado entre los 1,3 y 1,4 millones de dólares, por central.

Los PAH Pichanas y Cruz del Eje tendrán 100% de componentes nacionales.  “Todas las piezas se pueden fabricar en el país, es algo que vimos como muy positivo y queríamos impulsar. Hay productos de calidad en el mercado local”, apuntó Maislin.

En las rondas 1 y 2 del programa RenovAr se adjudicaron 14 PAH, que aportarán 31,2 MW de potencia. Se concentran en Córdoba, Mendoza, San Juan y Río Negro.

Renovable y pionera

La energía hidráulica en la provincia tiene una larga historia. Los jesuitas, durante el siglo 1700, desarrollaron un sistema de represas (tajamares) que proveían agua a molinos y batanes de sus estancias rurales, epicentro económico de la Córdoba colonial.  En 1897,  se levantó la primera usina hidroeléctrica, Casa Bamba; luego siguieron Molet (1901) y La Calera (1910).

A esta última – hoy con una potencia de 5MW- , se sumaron las centrales San Roque (24MW), La Viña (8MW),Cruz del Eje (0,8MW), Los Molinos 1 y 2 (56MW), Fitz Simon (10,5MW), Cassaffousth (17,28MW), Reolín (33MW) y Piedras Moras (6MW). La lista se completa con Río Grande (750MW), la mayor central hidroeléctrica de generación y bombeo de Sudamérica,  que genera para el SADI. El resto inyecta al Sistema Integrado Provincial (SIP), según información de Epec.

Así, la generación hidroeléctrica de gran escala parece haber alcanzado su techo. Si bien quedan recursos aún no explotados, como los ríos San Antonio y Anisacate, el elevado costo ambiental que traería la construcción de diques asoma como una barrera difícilmente superable para nueva infraestructura de este tipo.

Central Río Grande (gentileza Epec)
Central Río Grande (gentileza Epec)

Cambio de paradigma

Ante esa realidad, la escala de PAH asoma como una alternativa con buenas perspectivas, de la mano de la gran cantidad de rios, arroyos y canales que surcan la geografía provincial.

“Aprovechamos el Know how que tiene la empresa para avanzar en este tipo de proyectos. Los pequeños emprendimientos son muy positivos: hacen a la eficiencia del uso del agua, permiten el repago de la inversión, ayudan a la generación con energía renovable que desplaza el uso de combustibles fósiles”, sostuvo Maislin.

Las centrales adjudicadas permitirán “aprovechar un recurso que se vertía sin turbinar. Cuando se terminen las obras se podrá generar energía eléctrica mediante una energía potencial que hasta el momento se pierde”.

Con precios ofertados ligeramente superiores a US$ 99 MW/h -los más bajos registrados para esta tecnología en las licitaciones RenovAr-, la empresa provincial prevé la amortización de la inversión en capital con los ingresos por la venta de energía a Cammesa, mediante el contrato que tendrá vigencia de 20 años.

Hay también en carpeta otros proyectos que están en análisis. En concreto, Epec está evaluando recursos disponibles, capacidad de generación y potencia, y financiación, de cara a la próxima convocatoria del programa RenovAr.

Un alternativa con buenas chances es el desarrollo de un PAH en el Arroyo Corto, en el Embalse de Río Grande, que tiene caudal para entregar hasta 6 MW de potencia.

 

Esquema de una turbina Francis
Esquema de una turbina Francis

En detalle

PAH BOCA DEL RIO
Generación anual: 3366 MWh. Potencia: 0,50 MW
Equipos: Dos turbina hidráulicas tipo Francis.
Localidad: Villa Dolores (departamento San Javier)
Plazo de construcción: 620 días.

 

PAH CRUZ DEL EJE
Generación anual: 2022 MWh. Potencia: 0,50 MW
Equipos: Dos turbinas hidráulicas tipo Francis

Turbina Kaplan
Turbina Kaplan

Localidad: Cruz del Eje (departamento Cruz del Eje)
Plazo de Construcción: 620 días

PAH PICHANAS
Generación Anual: 2300 MWh. Potencia: 0,50 MW
Equipo: Una turbina hidráulica CleanPower / T750 / Kaplan o Semi Kaplan
Localidad: Villa de Soto (departamento Cruz del Eje)
Plazo de Construcción: 650 días.


La energía hidráulica genera electricidad utilizando agua en movimiento. Las centrales hidroeléctricas aprovechan la energía potencial del agua almacenada y la convierten en energía a través de un sistema de captación conducida a las turbinas. Al pasar por ellas a gran velocidad, el agua provoca un movimiento de rotación que finalmente se transforma en energía eléctrica por medio de los generadores.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *