SolAr y científicos de la UNCA desarrollaron una batería de litio para motos

Se trata de un prototipo "inteligente", que cuenta con una aplicación de celular que indica si necesita recarga.

Tras un año de trabajo, la pyme SolAr e investigadores de la Universidad Nacional de Catamarca (UNCA) presentaron una batería de litio para motos eléctricas, el primer prototipo desarrollado en el país.

El proyecto, denominado Melica (Moto Eléctrica Catamarca), fue financiado por el programa Universidades Agregando Valor, del Ministerio de Educación de la Nación, y se llevó a cabo en el laboratorio del Centro de Física y Energía de la Facultad de Ciencias Naturales de la UNCA.

Se trata de una batería con varias ventajas respecto de las tradicionales de plomo: es más liviana (12 kilogramos, contra 40), carga cuatro veces más rápido, ofrece mayor autonomía (50 kilómetros) y una vida útil más larga. Está diseñada con una carcasa portátil que permite cargarla en el hogar, la oficina o en cualquier enfuche.

“Fue todo un desafío, porque el proyecto se pensó para hacer la transición de baterías convencionales a las de litio. Para ello desarrollamos una electrónica propia: mediante una aplicación de celular le indica al usuario si necesita una recarga“, contó a Vía Renovable Alejandro Cometto, director de SolAr.

“Para la empresa fue un gran logro, por fin podemos ir concretando los desarrollos que hemos encarado desde hace tiempo. Esto es un punto de inicio para más proyectos, hay mucho para hacer en la cadena de valor del litio”, acotó Commetto, un cordobés que tiempo atrás puso en marcha el emprendimiento en Catamarca.

El director del proyecto es Gabriel Correa, un científico argentino que se doctoró en el Politécnico de Torino (Italia), con un proyecto para el desarrollo de aviones eléctricos. También participa Rita Humana, catamarqueña, doctora en Ciencia Químicas y una de las mayores especialistas en litio de la Argentina.

Antes de fin de año, el equipo espera lograr mayores avances a nivel de know how. Uno de los desafíos que tienen por delante es avanzar en un desarrollo que arrancó de cero, pues aún no hay productos estándares en el mercado. “No tenemos qué ‘copiar’,  tuvimos que ‘imprimir’ en 3D la batería porque no había compartimientos” para el nuevo prototipo, acotó Cometto.

También te puede interesar: Sol.Ar agrega valor al litio y se prepara para ensamblar baterías

Foto: gentileza El Ancasti

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *