Toyota vendió más de 1,5 millones de vehículos electrificados en 2017

La empresa japonesa alcanzó un récord en la comercialización de rodados impulsados por energías limpias y hace planes para sacar al mercado 10 modelos eléctricos en los próximos años.

Toyota comercializó a nivel mundial 1,52 millones de vehículos electrificados en 2017, un 8 % más en comparación con el año anterior, lo que supone cumplir su “objetivo 2020” tres años antes de lo previsto.

Las ventas acumuladas de vehículos electrificados de las marcas del grupo -Toyota y Lexus- superan los 11,45 millones de unidades, lo que ha permitido una reducción de más de 85 millones de toneladas de CO2 en comparación con las ventas de vehículos convencionales equivalentes, informó la agencia EFE.

Con las ventas anuales de 1,52 en 2017, Toyota ha registrado el segundo año seguido de crecimiento y ha superado uno de retos del “Desafío Medioambiental Toyota 2050”, al vender más de 1,5 millones de vehículos electrificados en un solo año y tres años antes de lo previsto inicialmente, ha subrayado la marca nipona.

Por regiones, en Europa Toyota ha comercializado 223.500 vehículos de este tipo en 2017; en Norteamérica, 392.300; y en Japón, 658.600 unidades.

Por modelos, el modelo más vendido en 2017 ha sido el Prius, con 218.600 unidades comercializadas en todo el mundo (7.400 de ellas en Europa); desde que se lanzó, el Prius acumula 3.984.600 ventas.

Desde la introducción de este modelo en Japón en 1997,  su primer vehículo electrificado, ha trabajado para mejorar la tecnología como base para su estrategia de electrificación, y lanzó en 2014 el primer vehículo de pila de combustible producido en serie -el Mirai-, la cuarta generación del Prius en 2016, y la segunda generación del Prius híbrido enchufable en 2017.

Toyota prevé implantar la producción en serie de vehículos eléctricos con batería a partir de 2020, empezando por China y la India y siguiendo por Japón, Estados Unidos y Europa, y aspira seguir aumentado las ventas de vehículos eléctricos híbridos en mercados emergentes “para continuar contribuyendo a reducir el CO2 de los vehículos nuevos”.

Esta estrategia está ligada  al Desafío Medioambiental Toyota 2050, por el que la empresa espera alcanzar unas ventas anuales de vehículos electrificados de 5,5 millones de unidades para 2030, tal como anunció en diciembre de 2017, ha subrayado la compañía.

Para llegar a ese objetivo, Toyota prevé disponer de diez diferentes modelos de vehículos eléctricos con batería a principios de la próxima década y, más o menos a partir de 2025, una versión electrificada disponible en todos los modelos de su gama.

A corto plazo, el objetivo de Toyota es reducir el promedio de emisiones de CO2 de vehículos nuevos más del 22 % para 2020 (en comparación con el promedio global de Toyota en 2010).

A largo plazo, sin embargo, el plan de la marca es reducir el promedio global de emisiones de vehículos nuevos un 90 % en 2050 (en comparación con el promedio de Toyota en 2010).

Fuente: EFE

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *