Transición energética: REN 21 pide acelerar cambios en transporte y climatización

Un nuevo informe del organismo resalta un sostenido aumento de las energías renovables en el sector eléctrico. Pero señala pocos avances en otros sectores clave.

Las energías renovables representaron el 70% de la capacidad de generación de energía incorporada el año pasado, el mayor aumento de la historia según Renewables 2018 Global Status Report (GSR), un completo informe elaborado por REN 21, la red global de organizaciones con sede en Paris.

En contraste, el trabajo (presentado el lunes 4.6.18) advierte una baja penetración de las fuentes limpias en calefacción, refrigeración y transporte, que en conjunto representan alrededor del 80% de la demanda global de energía.

La nueva capacidad solar fotovoltaica (PV) alcanzó niveles récord: el año pasado se incorporaron 98 GW, un 29% más respecto de 2016, dice el reporte. Así, esta tecnología superó lo agregado por el carbón, gas natural y energía nuclear en generación de electricidad. La energía eólica también avanzó, con 52 GW sumados a nivel global.

La inversión en renovables fue más del doble que la destinada a combustibles fósiles y energía nuclear, a pesar que todavía hay grandes subsidios a los hidrocarburos. Más de dos tercios de las inversiones en generación se debieron a las renovables, dice el informe, y acota que ello se debe a la creciente competitividad de sus costos. Y predice que la participación de las fuentes limpias seguirá aumentando.

China, Europa y los Estados Unidos acapararon el 75% de las inversiones el año pasado. Sin embargo, cuando se mide por unidad de Producto Interno Bruto (PIB), las Islas Marshall, Ruanda, las Islas Salomón, Guinea-Bissau y muchos otros países en desarrollo están invirtiendo tanto o más en energías renovables que las economías desarrolladas y emergentes, apunta el documento.

Motivos de alerta

Por otra parte, tanto la demanda de energía como las emisiones de CO2 aumentaron sustancialmente por primera vez en cuatro años. Las emisiones se incrementaron 1,4%, mientras que la demanda de energía subió 2,1% debido al crecimiento de la economía y la población en países emergentes.

En el sector eléctrico la transición energética está en marcha, pero avanza más lentamente de lo que es posible o deseable. Para cumplir con las metas del Acuerdo Climático de París (2015) -mantener el aumento de la temperatura global debajo de los 2 grados- REN 21 subraya que será necesario una acción más decidida para descarbonizar la calefacción, la refrigeración y el transporte.

Sin contar la madera, la energía renovable abasteció aproximadamente el 10% de la generación total de calor en 2015. Sólo 48 países se fijaron objetivos nacionales de energía renovable en calefacción y refrigeración, contra 146 que tienen objetivos de descarbonizar la generación eléctrica.

“Para promover la transición energética, los gobiernos deben poner fin a los subsidios a los combustibles fósiles y nucleares, invertir en infraestructura necesaria y establecer objetivos y políticas estrictas en el sector de la calefacción, refrigeración y transporte. Sin este liderazgo, será difícil que el mundo cumpla los compromisos climáticos de desarrollo sostenible “, dijo Arthouros Zervos, presidente de REN21.

Pequeños cambios en camino. En India, por ejemplo, las instalaciones de colectores solares térmicos aumentaron aproximadamente un 25% en 2017. China pretende tener un 2% de las cargas de refrigeración de sus edificios a partir de energía solar térmica para 2020.

En el transporte, el aumento de la electrificación ofrece posibilidades a pesar del predominio de los combustibles fósiles: cada año se agregan más de 30 millones de vehículos eléctricos de dos y tres ruedas y se vendieron 1,2 millones de automóviles eléctricos en 2017, 58% más que en 2016.

La electricidad proporciona 1.3% de energía en el transporte (un cuarto es renovable) y los biocombustibles proporcionan 2,9%. Mientras que el petróleo cubre 92% de la demanda de energía.

Para que estos sectores cambien, REN 21 sostiene que es necesario establecer políticas adecuadas, impulsar la innovación y el desarrollo de nuevas tecnologías en los sectores rezagados. “Igualar la ‘electricidad’ con la ‘energía’ está conduciendo a la complacencia”, dijo Rana Adib, Secretaria Ejecutiva de REN21. “Podemos estar avanzando por el camino hacia un futuro de electricidad 100% renovable, pero cuando se trata de calefacción, refrigeración y transporte, estamos avanzando como si tuviéramos todo el tiempo del mundo”.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *