La generación distribuida de energía renovable ya es ley

La norma permite que viviendas particulares, pymes y pequeños consumidores generen electricidad a través de fuentes renovables y se facture a su favor el excedente que entreguen a la red.

La Cámara de Senadores sancionó por unanimidad el Régimen de Fomento a la Generación Distribuida de Energía Renovable. La ley habilita a los usuarios residenciales, pymes y comercios a generar electricidad limpia para autoconsumo e inyectar el excedente a la red de distribución.

La norma cosechó un amplio respaldo tanto en Diputados -donde consiguió  la media sanción con el acuerdo de Cambiemos, el Frente Renovador y el Frente de la Victoria-PJ-, como ayer (29.11.11) en Senadores -donde obtuvo 67 votos a favor y ninguno en contra.

La medida era esperada por un amplio abanico de actores ligados al sector, porque entienden que impulsará el mercado de baja y media potencia. Entidades como Face, Adeera, Cader, Iresud, Agueera, Cadiec, entre otras, acompañaron el proyecto.

En el primer año de vigencia de la ley, unos 10 mil usuarios comenzarían a generar energía para autoconsumo, según señaló ante la Comisión de Energía del Senado Maximiliano Morrone, titular de la Dirección de Nacional de Promoción de las Energías Renovables.

La iniciativa contempla la creación del Fodis, un fondo para préstamos e incentivos destinados al fomento del esquema distribuido, que en el primer año contará con 500 millones de pesos provenientes del Tesoro nacional.

El Gobierno dejó trascender que trabaja en el decreto reglamentario con la intención de sacarlo, a más tardar, en el primer trimestre de 2018.

Los puntos principales

–          La ley instituye la nueva figura de usuario-consumidor, que está habilitado a instalar equipamiento para la generación distribuida hasta una potencia equivalente a la que tiene contratada con el distribuidor.

–          Los proyectos de construcción de edificios públicos deberán contemplar algún sistema de generación distribuida.

–          Autorización: la conexión de equipamiento tendrá que contar con autorización previa del distribuidor.

–          Facturación: se aplicará el sistema de balance neto de facturación, que contempla compensar los costos de la energía demandada con el valor de la energía eléctrica inyectada a la red.

–          El valor a pagar por el Usuario-Generador se determinará mediante el cálculo neto entre el valor monetario de la energía demandada y el de la energía inyectada antes de impuestos.

–          El excedente a favor del usuario generador por los kW/h inyectados, se tomará como crédito para la facturación de los periodos siguientes. En caso de persistir el crédito, podrá solicitar la retribución del saldo a favor.

– Resta por establecer el valor de la tarifa de inyección, lo que recaerá en la Autoridad de aplicación, organismo que surgirá de la reglamentación de la ley.

Foto: gentileza @Calivillalonga

 

 

Compartir: